Cuerpo del sargento asesinado en Arauquita fue trasladado a Ibague

Tropas del Ejército Nacional que patrullaban el sector conocido como Brisas del Caranal municipio de Arauquita fueron emboscadas la noche del viernes 23 de abril al parecer por integrantes de la guerrilla del ELN, como resultado del ataque un suboficial murió y cuatro soldados resultaron heridos.

 

A través de un comunicado la fuerza de tarea Quirón unidad orgánica de la octava división confirmó el hecho y señaló que el suboficial asesinado fue el sargento viceprimero Robinson Rodríguez Murillo.

El domingo su cuerpo fue trasladado a la ciudad de Ibague de donde era oriundo para que se le brindaran las respectivas honras fúnebre.

El comunicado es el siguiente:

 

El comando de la Fuerza de Tarea Quirón, unidad militar orgánica de la Octava División del Ejército Nacional,  informa a la opinión pública que:

 

1. Este viernes 23 de abril del año en curso, en horas de la noche, tropas que adelantaban operaciones militares para proteger a la población civil en el municipio de Arauquita, departamento de Arauca, fueron víctimas de una cobarde acción terrorista al parecer por integrantes  del grupo armado organizado Eln.

 

2. Los terroristas, en el sector conocido como Brisas de Caranal, mediante el empleo de ráfagas de fusil asesinaron al sargento viceprimero Robinson Rodríguez Murillo, y causaron heridas a cuatro militares más.

 

3.  Los heridos están siendo atendidos en un centro médico del municipio de Saravena.

 

4.  La unidad militar colocó en conocimiento de las autoridades judiciales competentes lo ocurrido.

 

5.  El Ejército Nacional rechaza este acto terrorista que infringe flagrantemente el derecho internacional humanitario.

 

6.  Las operaciones militares en la zona se reforzarán para dar con el paradero de los responsables, quienes pretenden  afectar la tranquilidad de la región.

 

7.  Enviamos un sentido mensaje de condolencias a los familiares, amigos y compañeros de nuestro suboficial asesinado en cumplimiento de su deber, y le pedimos a Dios que les dé la fortaleza necesaria en este difícil momento; así mismo, se está acompañando a nuestro personal herido en su recuperación.