Los campesinos a los que los gobernantes dejaron solos

 

La comunidad que utiliza la vía entre Cañas Bravas y las Cruces en el municipio de Arauquita les tocó meterse la mano al bolsillo para poder arreglar la carretera porque el gobierno tanto municipal como departamental los dejaron botados.

 

Líderes comunales señalaron que pudieron recoger seis millones de pesos entre la comunidad para a pagar unas horas de maquinaria para rehabilitar los pasos más críticos, señalaron que están decepcionados de la dirigencia política que solo aparece en época de campaña.

 

Los campesinos con sus pocos recursos esperan recuperar la mayor cantidad de tramos afectados por la ola invernal para poder sacar sus productos a los centros de mercado del país, mientras que los políticos se quedaron con las promesas que nunca cumplieron.