Hace 23 años la guerrilla derribó un helicóptero en Arauquita y mató a 20 Soldados profesionales

Corría el 7 de julio de 1997, todo comenzó a las nueve de la mañana cuando el Eln dinamitó un tramo del kilómetro 69 del oleoducto Caño Limón-Coveñas. El coronel Roberto Trujillo, comandante del batallón Héroes de Tarazá, en Arauca, desplazó al área 24 soldados profesionales contraguerrilla para garantizar la seguridad de los técnicos encargados de hacer las reparaciones. 

La nave; un helicóptero MI 17 de fabricación rusa al servicio de la industria petrolera, partió al mediodía hacia el sitio conocido como Caño Hormiga en límites entre los municipios de Arauquita y Saravena. Sobre la 1 y 40 de la tarde el piloto, Rodolfo Mejía, reportó: Nos dieron, estamos cayendo.

La aeronave fue impactada por múltiples disparos de guerrilleros del décimo frente de las Farc al mando de alias “Robinson” quienes se habían refugiado en la zona esperando la llegada de las tropas, el helicóptero quedó esparcido en un radio de 200 metros, al igual los cuerpos de las víctimas.

Tan solo cuatro soldados se salvaron y tres integrantes de la tripulación, la zona de difícil acceso y donde los insurgentes esperaban la llegada de más tropa solo pudo ser copada por el Ejército la mañana del siguiente día cuando pudieron rescatar los cuerpos algunos de los cuales terminaron calcinados.

Imagen: Ilustración.