Tame, municipio PDET pionero en la recuperación y conservación de bosques en ecosistemas estratégicos

Son 17 familias rurales del municipio PDET de Tame, las protagonistas y pioneras en la implementación del proyecto Bosques de Vida, el cual, tiene como objetivo primordial restaurar 251 hectáreas en las veredas Mapoy, Caribabare, Lejanías y Puna Puna, y la conservación de 736 hectáreas mediante esquemas de Pagos por Servicios Ambientales -PSA-. Este proyecto irreversible, que busca ser referencia a nivel nacional,  tiene un valor que supera los $7.490 millones, gracias a la cofinanciación de Colombia Sostenible con el Fondo Colombia en Paz. A la fecha, el Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial -PDET en Arauca se fortalece y avanza de forma exponencial. 

 

En contexto, los beneficiarios que pertenencen en su mayoría a la Asociación Morichales de Vida, en equipo con la Fundación la Palmita, han liderado acciones para mitigar la deforestación en la zona rural, y con este proyecto han logrado adquirir conocimientos para ejecutar la conservación de la biodiversidad. Entre tanto, y en el encuentro con la asociación y la Fundación, el  Fondo Colombia en Paz, la Agencia de Renovación del Territorio -ART (subregión Arauca), Corporinoquía, la  Alcaldía de Tame y propietarios de fincas, firmaron los acuerdos voluntarios de conservación que permitirán avanzar en la implementación del proyecto. De igual manera, en el marco del encuentro, los asistentes llevaron a cabo la siembra de 50 plántulas nativas entre ellas, flor amarillo, flor morado, pardillo, loro y aceite, como símbolo de compromiso y responsabilidad ambiental.

 

Juan Carlos Mahecha, Director Ejecutivo del Fondo Colombia en Paz, manifestó que el gobierno nacional le ha apostado al proyecto Bosques de Vida, a la Paz Con Legalidad y a los PDET de los 170 municipios. "Este es el tercer proyecto que aprobamos de los 68 que tenemos. Estamos en la carrera de mostrarle a todo el país lo que se hace a través del PDET. Estamos fascinados con nuestros campesinos y el trabajo que diariamente ejercen por nuestro planeta. Nosotros, hemos puesto mediante Colombia Sostenible alrededor de $5.000 millones, un granito de arena para el medio ambiente". 

 

Para Carolina Mora, Directora de la Fundación La Palmita, el proyecto Bosques de Vida es un sueño. Y, lleva construyéndose hace seis años, en donde la comunidad es la fuente vital para lograr la intervención de las áreas, la recuperación de las plantas nativa y  crear consciencia ambiental. “Este proyecto tiene como meta ser un referente no sólo en la región sino en el país, logrando conservar más de 1.500 hectáreas”, puntualizó. 

 

Uno de los pioneros que se ha comprometido por años a sacar avante Bosques de Vida, es Elio Endez, Coordinador de Trabajo del proyecto y Secretario de la Junta Directiva de la Asociación Morichales de Vida. Él expuso que es histórica la firma de los acuerdos para la implementación del proyecto de reforestación y conservación en el municipio PDET de Tame, Arauca. "Somos una región alejada del estado, y hoy con esta magnitud del proyecto se abre camino a la paz y un lazo de familiaridad con la parte ambiental", ratificó.

 

Igualmente, Umbelina Vigoth, integrante y tesorera de Morichales de Vida, expresó con beneplácito que hace parte del proyecto Bosques de Vida, que apoya y coordina la ART en el municipio PDET. "Estamos felices que ustedes estén aquí y que conozcan lo lindo de nuestras veredas. Estamos construyendo país, al sembrar cada arbolito le estamos aportando al medio ambiente, a nosotros, a nuestros hijos y nietos venideros. Con este proyecto hemos aprendido a sembrar, a tener nuevamente las especies en vía de extinción".

 

Finalmente, Ana Betulia Castillo, integrante y gestora de Morichales de Vida, contó la felicidad que siente al hacer parte del proyecto de restauración y conservación de la mano con la Fundación La Palmita, ART, Fondo Colombia en Paz, Colombia Sostenible, y la alcaldía municipal, . "Hemos tenido un cambio de vida total, hemos adquirido conocimientos para conservar nuestro planeta. Estamos muy contentos, porque además, tenemos más de 70 especies para proteger nuestro medio ambiente en estos territorios".

 

En la ART subregión Arauca se siguen aunando esfuerzos entre la comunidad y la institucionalidad, en aras de proteger los territorios y su biodiversidad. En formar, capacitar y poner en marcha proyectos irreversibles como Bosques de Vida.