Araucano

16 toneladas de Borojó exportaran campesinos Araucanos

Con gran complacencia el Secretario de Desarrollo Agropecuario y Sostenible Víctor Pinzón, anunció el acompañamiento al proceso de comercialización de 16 toneladas de borojó que ya están listas para salir desde el Centro Poblado El Troncal de Arauquita, con destino a Bucaramanga.

El anuncio ha causado y alegría entre los agricultores  puesto que el cultivo de borojó no figura dentro de los registros agropecuarios que se tienen en el Departamento, pero hace parte de un proceso que empezó hace 40 años cuando Miqueas Agudelo, de la vereda La Pica y Pedro Salazar de la vereda Carretero de Arauquita,  trajeron la primera semilla del Chocó con la idea de diversificar los cultivos tradicionales de plátano y cacao.

“La idea de mi padre era que el agricultor no dependiera de un solo monocultivo, sino que hubiera diversidad para que eso ayudara más a la economía del pequeño productor y hoy en día hace parte del tercer renglón de la economía de los pequeños agricultores” dijo Elizabeth Agudelo, productora de borojó e hija de don Miqueas.

El cultivo de esta exótica fruta se ha disparado en los últimos 5 años y sin que se tenga un registro exacto se calcula que hay mas de 300 pequeños productores en el Departamento, concentrados  en Arauquita, Saravena, Tame y Arauca,   con una producción de aproximadamente 100 toneladas al año para abastecer mercados de los santanderes y Bogotá especialmente.

El secretario de Agricultura Departamental dijo que por instrucciones del gobernador José Facundo Castillo Cisneros no se escatimara ningún esfuerzo para apoyar estas nuevas alternativas agropecuarias que dinamizarán la economía regional y que así mismo se hará el acompañamiento para la conformación de la primera asociación de cultivadores de borojó, idea que fue puesta en conocimiento por un productor.

Para Ángel Higuera, cacaotero y platanero durante toda su vida, la siembra de borojó que comenzó hace 5 años ha sido clave para su economía porque es un cultivo muy rentable y poco problemático. “Actualmente tengo mil matas que me dan 20 toneladas al año, pero si Dios quiere el próximo año tengo proyectado sembrar tres mil, eso me da más que el cacao, sin que sea desagradecido” argumentó Higuera.

 

Finalmente Consuelo Bravo,  empresaria dueña del cargamento dijo que “prefiere llevar al interior del país el borojó de Arauca porque ese, a diferencia del que venden del Chocó,  le gusta mas a la gente por el color,  “es un color bonito y el aroma que trasmite es único” enfatizó.