Explosivos sembrados a pocos metros de vías terciarias en Tame  

 

Don Argelino Parada viajaba este lunes 19 de septiembre en su motocicleta por la vía que comunica a la vereda Las Nubes con el centro poblado de Santo Domingo en el municipio de Tame muy cerca donde el ELN el domingo de resurrección cometió la masacre en la que fueron asesinados dos niños de 4 y 9 años de edad además de al menos dos adultos más, que se movilizaban en una camioneta cerca de las ocho de la noche, los asesinos pensaban que en el vehículo se movilizaban combatientes de las disidencias de las Farc según señalaron en un panfleto donde reconocieron ser los responsables del macabro crimen.

 

El señor Parada es un humilde campesino habitante de la zona, por necesidad fisiológica tuvo que parar su marchar y buscar un sitio para adelantar esa actividad, detuvo su moto, se bajó, buscó el lugar a unos dos metros de la vía cuando sin darle tiempo de nada se activó una mina antipersona sembrada por irregulares.

 

El hombre sufrió múltiples lesiones por las esquirlas que le impactaron en varias partes de su cuerpo, fue auxiliado por las comunidades campesinas quienes lo trasladaron hasta el hospital de Tame, así lo confirmó el personero de la localidad, Juan Carlos Villate Camargo.