Sigue la preocupación de los comerciantes por la crisis económica, lo único que invade las calles es la basura que no recoge Emaar

Al borde del cierre se encuentra un gran número de comerciantes de la capital araucana, quienes sostienen que para mantener los empleados les toca rebuscarse porque cada día las cosas son más difíciles. “No he recibido ni un dulce, lo único es que Emserpa manda a cobrar los servicios a domicilio, pero nadie se ha preocupado ni siquiera de los créditos que tenemos como en Bancoldex”. 

Así lo expresó el popular Flechas, comerciante de la calle 27 en Arauca, quien sostuvo que cada día está más apretada la situación y para colmo de males toca esperar hasta 15 días para que recojan la basura. “Esta problemática no es nueva y últimamente está agonizando No se sabe cómo hacen para la tecnomecánica de los carros y en plena pandemia los de la salud no intervienen frente a una posible emergencia sanitaria