Conectado con

Arauca

Violencia, ausencia del Estado y condiciones geográficas dificultan búsqueda de personas en la Orinoquia

Published

activo

Esta fue la conclusión a la que llegaron los invitados a la sesión “Desaparición y búsqueda de personas en la Orinoquia”, organizada por el curso “La desaparición y búsqueda de personas en el contexto y en razón del conflicto armado colombiano”. Además, coincidieron en señalar que es necesaria la presencia del Estado en todo el territorio para garantizar las solicitudes de desaparición y acciones de búsqueda eficientes.

Isaac Giraldo López, de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) dijo que “en la Orinoquia hay 4.080 solicitudes, y de estas al menos se ha contactado con el 20 % de las familias. Solo en Arauca hay 700 solicitudes y en el Meta 2.300”.

En su opinión, “la labor de búsqueda no es posible sin la articulación con las familias buscadoras y las diferentes organizaciones civiles que hacen presencia en el territorio”.

Sin embargo, entre los retos que afronta este trabajo se encuentra la extensión geográfica, que convierte a la Orinoquia en una de las regiones más grandes del país. La situación se complica aún más en las zonas rurales; por ejemplo, en el departamento de Arauca, donde hace presencia la guerrilla del ELN, disidencias de las FARC y otros grupos armados, lo que impide el trabajo humanitario y el reconocimiento de las víctimas desaparecidas.

Tanto es así, que, según Isaac Giraldo, en el trabajo de reconocimiento en el territorio encontraron municipios donde no había información o registro de personas dadas por desaparecidas.

“En la primera visita que hicimos en el municipio de Salina (Casanare) se nos dice que no había ni víctimas ni familias buscadoras. Pero, en la primera jornada tuvimos 15 solicitudes de búsqueda”.

Una idea con la que concordó el sacerdote católico Luis Albeiro Camacho, de la Diócesis de Yopal, Comisionado de Paz y Asesor de la Defensoría del Pueblo: “hacen falta mecanismos para recuperar los cuerpos que se creen están en ciertas zonas por la información que se ha recibido. Además, no hay organismos especializados que actúen de inmediato con la Fuerza Pública”.

El fenómeno de la desaparición forzada es un fantasma presente en Colombia. Según el Centro Nacional de Memoria Histórica, entre 1975 y 2015 se registraron 60.630 personas desaparecidas forzosamente en el país. Para agosto de 2018 la cifra ascendió a 80.000 personas.

La UPBD busca más de 120 víctimas desaparecidas por el conflicto. Para la región Orinoquia, los departamentos de Meta y Arauca son los que registran más personas desaparecidas, con 5.459 y 1.723 casos respectivamente.

La desaparición, la gran huella del conflicto en la Orinoquia

La región Orinoquia ha visto en carne propia las heridas abiertas del conflicto armado. Según la Comisión de la Verdad, mientras en el resto del país el 17 % de la población ha sido víctima, en esta región el porcentaje es cercano al 35 %. Sin embargo, la entidad asegura que es gracias a la labor de diferentes entes civiles, sociales y de derechos humanos que ha sido posible la construcción de la verdad en la zona.

Yolanda Montes, lideresa social de la región del Sarare y Arauca, además de fundar la Asociación de Familias de Desaparecidos por la Defensa de la Vida (Asofovida), dijo que “para las víctimas la paz implica la verdad. Abrazamos la verdad para que haya futuro. La construcción de la verdad se ha dado gracias a la confianza que se establece entre las víctimas y la institucionalidad”.

En un trabajo conjunto con diferentes organizaciones, Asofovida entregó un informe a la Comisión de la Verdad en el cual registraron 157 desaparecidos en Arauca y el Sarare. En él denuncian que es necesaria la exhumación en los cementerios de Arauca.

“Por ejemplo en Tame hay cementerios donde tenemos información de cuerpos ubicados en el terreno que datan de los años 90, pero la construcción de bóvedas nuevas sobre las antiguas hace difícil la recuperación de los cuerpos. La situación es peor en Saravena, donde el COVID-19 sacó a la luz cuerpos que no tenían el mejor manejo”, expresó Isaac Giraldo de la UBPD.

El evento fue organizado por los departamentos de Trabajo Social, Psicología y Sociología de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Bogotá, en un trabajo conjunto con las Sedes Tumaco, Orinoquia y Manizales. Además contó con la moderación de la docente Vanessa Ortiz Piedrahíta, de la Sede Orinoquia.

Violencia, ausencia del Estado y condiciones geográficas dificultan búsqueda de personas en la Orinoquia

Esta fue la conclusión a la que llegaron los invitados a la sesión “Desaparición y búsqueda de personas en la Orinoquia”, organizada por el curso “La desaparición y búsqueda de personas en el contexto y en razón del conflicto armado colombiano”. Además, coincidieron en señalar que es necesaria la presencia del Estado en todo el territorio para garantizar las solicitudes de desaparición y acciones de búsqueda eficientes.

Isaac Giraldo López, de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) dijo que “en la Orinoquia hay 4.080 solicitudes, y de estas al menos se ha contactado con el 20 % de las familias. Solo en Arauca hay 700 solicitudes y en el Meta 2.300”.

En su opinión, “la labor de búsqueda no es posible sin la articulación con las familias buscadoras y las diferentes organizaciones civiles que hacen presencia en el territorio”.

Sin embargo, entre los retos que afronta este trabajo se encuentra la extensión geográfica, que convierte a la Orinoquia en una de las regiones más grandes del país. La situación se complica aún más en las zonas rurales; por ejemplo, en el departamento de Arauca, donde hace presencia la guerrilla del ELN, disidencias de las FARC y otros grupos armados, lo que impide el trabajo humanitario y el reconocimiento de las víctimas desaparecidas.

Tanto es así, que, según Isaac Giraldo, en el trabajo de reconocimiento en el territorio encontraron municipios donde no había información o registro de personas dadas por desaparecidas.

“En la primera visita que hicimos en el municipio de Salina (Casanare) se nos dice que no había ni víctimas ni familias buscadoras. Pero, en la primera jornada tuvimos 15 solicitudes de búsqueda”.

Una idea con la que concordó el sacerdote católico Luis Albeiro Camacho, de la Diócesis de Yopal, Comisionado de Paz y Asesor de la Defensoría del Pueblo: “hacen falta mecanismos para recuperar los cuerpos que se creen están en ciertas zonas por la información que se ha recibido. Además, no hay organismos especializados que actúen de inmediato con la Fuerza Pública”.

El fenómeno de la desaparición forzada es un fantasma presente en Colombia. Según el Centro Nacional de Memoria Histórica, entre 1975 y 2015 se registraron 60.630 personas desaparecidas forzosamente en el país. Para agosto de 2018 la cifra ascendió a 80.000 personas.

La UPBD busca más de 120 víctimas desaparecidas por el conflicto. Para la región Orinoquia, los departamentos de Meta y Arauca son los que registran más personas desaparecidas, con 5.459 y 1.723 casos respectivamente.

La desaparición, la gran huella del conflicto en la Orinoquia

La región Orinoquia ha visto en carne propia las heridas abiertas del conflicto armado. Según la Comisión de la Verdad, mientras en el resto del país el 17 % de la población ha sido víctima, en esta región el porcentaje es cercano al 35 %. Sin embargo, la entidad asegura que es gracias a la labor de diferentes entes civiles, sociales y de derechos humanos que ha sido posible la construcción de la verdad en la zona.

Yolanda Montes, lideresa social de la región del Sarare y Arauca, además de fundar la Asociación de Familias de Desaparecidos por la Defensa de la Vida (Asofovida), dijo que “para las víctimas la paz implica la verdad. Abrazamos la verdad para que haya futuro. La construcción de la verdad se ha dado gracias a la confianza que se establece entre las víctimas y la institucionalidad”.

En un trabajo conjunto con diferentes organizaciones, Asofovida entregó un informe a la Comisión de la Verdad en el cual registraron 157 desaparecidos en Arauca y el Sarare. En él denuncian que es necesaria la exhumación en los cementerios de Arauca.

“Por ejemplo en Tame hay cementerios donde tenemos información de cuerpos ubicados en el terreno que datan de los años 90, pero la construcción de bóvedas nuevas sobre las antiguas hace difícil la recuperación de los cuerpos. La situación es peor en Saravena, donde el COVID-19 sacó a la luz cuerpos que no tenían el mejor manejo”, expresó Isaac Giraldo de la UBPD.

El evento fue organizado por los departamentos de Trabajo Social, Psicología y Sociología de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Bogotá, en un trabajo conjunto con las Sedes Tumaco, Orinoquia y Manizales. Además contó con la moderación de la docente Vanessa Ortiz Piedrahíta, de la Sede Orinoquia.

Arauca

Capturan al presunto asesino de Dixon Javier Quintero

Published

activo

La Fiscalía en Arauca informó que judicializó a Ítalo Antonio Montilla Quintero, presunto responsable del homicidio de un hombre de 54 años, perteneciente a la comunidad LGTBIQ+.

Los hechos investigados ocurrieron en el pasado 5 de enero en Arauca (Arauca) cuando el procesado, de 23 años, decidió acompañar a la víctima luego de que saliera de un establecimiento comercial en su motocicleta en horas de la madrugada.

Según el material probatorio recaudado por la Fiscalía, cuando llegaron al sector conocido como El Recreo, Montilla Quintero le habría propinado varios golpes en la cabeza con una roca a la víctima, hasta causarle la muerte.

Luego, al parecer, huyó del lugar con su motocicleta y su celular. El presunto homicida fue capturado por uniformados de la Policía Nacional en cumplimiento de una orden judicial este 21 de febrero en la vereda Monserrate, jurisdicción del municipio de Arauca (Arauca).

La Fiscalía le imputó los delitos de homicidio agravado y hurto calificado y agravado.

Sigue leyendo

Arauca

Aberrante caso en Arauca; sujeto es acusado de abusar sexualmente a su sobrino de cuatro añitos

Published

activo

Por solicitud de la Fiscalía, un juez con funciones de control de garantías de Arauca (Arauca) impuso medida de aseguramiento privativa de la libertad en contra de un hombre señalado de haber abusado sexualmente de su sobrino de 4 años.

Las agresiones sexuales contra el menor se iniciaron, al parecer, en enero de 2023 y se prolongaron por espacio de un año en zona rural de la capital araucana. El hombre de 26 años, cuando sacaba al menor de la casa lo llevaba a lugares apartados para, presuntamente, agredirlo sexualmente.

El investigado fue capturado este 8 de febrero por uniformados de la Policía Nacional. La Fiscalía le imputó el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado en concurso homogéneo y sucesivo.

En desarrollo de las audiencias preliminares el procesado no aceptó los cargos formulados por la Fiscalía y el juez lo afectó con detención en establecimiento carcelario.

Sigue leyendo

Arauca

Reapertura del Centro de Acondicionamiento Físico CAF del Inder Arauca

Published

activo

A las 6:00 pm de este jueves 15 de febrero el Instituto Departamental del Deporte y la Recreación -Inder Arauca-, aperturará el Centro de Acondicionamiento Físico – CAF con nuevo equipamento, infraestructura adecuada, talento humano de entrenadores y asesoramiento nutricional, médico y psicológico cuando se requiera, confirmó el director de la entidad Iván Manosalva.

Manosalva, sostuvo que el costo por usuario será de 60 mil pesos y 45 mil pesos para estudiantes y empleados de empresa que suscriban convenio con el Inder. Los deportistas apoyados y medallistas de la ciudad tendrán ingreso gratis para su preparación, cuando lo soliciten, misma condición, tendrán las personas con discapacidad, aspostandole de esta manera a un espacio importante de inclusión.

“Es un compromiso de nuestro gobernador Renson Jesús Martínez Prada, garantizar espacios para el sano esparcimiento y este es uno de ellos, ya aperturamos los de Tame y Saravena y nos faltaba Arauca que el día de hoy inicia labores.

Buscamos garantizar espacios de bienestar físico que contribuyan al desarrollo integral de la comunidad, con la promoción de hábitos y estilos de vida saludable y con la generación de escenarios que contribuyan con el fortalecimiento de la salud de los araucanos”, manifestó el director.

Hizo un llamado a la comunidad a cuidar las máquinas o equipamientos y cada elemento que haya en el CAF, sensibilizando que ello permitirá que más personas puedan tener acceso en igualdad de condiciones al lugar.

El CAF prestará sus servicios desde las 5 a 9 am y desde las 5 de la tarde, hasta las 9 de la noche.

Una vez culminen los actos prtocolarios de apertura se realizará una rumbaterapia en el lugar y se espera que la comunidad de los diferentes grupos de Hábitos y estilos de vida saludable participen.

Sigue leyendo

Destacados